SOLUCIONES

icon-energias-renovables
Energías renovables


¿Qué son?

 

Se denominan renovables a aquellas fuentes de energía que no son finitas y que están presentes en la naturaleza gracias a procesos que son naturales.

Estas fuentes son las asociadas al agua, al aire, al sol, al calor de la tierra, etc. Ejemplos de ellas son:

Energía Hidráulica Agua: hidráulica, minihidráulica, maremotriz, de oleaje
Energía Solar Sol: Solar fotovoltaica, solar térmica, Biomasa
Energía Eólica Aire: eólica
Energía Geotérmica Calor de la tierra: geotérmica
Soluciones Energías Renovables

 

Características de las Energías Renovables

 

Primera característica de las energías renovables Estamos hablando de fuentes inagotables.
Segunda característica de las energías renovables El uso de estas fuentes está exento de la emisión neta de dióxido de carbono CO2, principal gas asociado al efecto invernadero
Tercera característica de las energías renovables Por definición, el uso de las energías renovables es siempre local, lo que evita la creación de grandes infraestructuras asociadas al suministro de combustibles, ni al enlace de las instalaciones a la red. Esto además significa que la repercusión y el supuesto beneficio será fundamentalmente local.
Cuarta característica de las energías renovables Debido a las tres características anteriormente mencionadas, las energías renovables son un objetivo político tanto a nivel europeo como nacional y regional. El apoyo político a su promoción emana de la voluntad decidida de las administraciones de todos los niveles, que han articulado para ello una serie de mecanismos.
Quinta característica de las energías renovables La quinta y probablemente definitiva: debido a todo lo dicho, las energías renovables cuentan con un marco legal que reconoce sus efectos beneficiosos y que tiene como objetivo la real consecución de que su participación en la satisfacción de las necesidades energéticas sea muy importante a medio plazo.

Esto hace que los proyectos de energías renovables sean rentables, sean una inversión rentable y segura, puesto que sus ingresos están garantizados. En España, la normativa que regula este tipo de proyectos se rige por el reciente Real Decreto 436/2004, de 12 de marzo, por el que se establece la metodología para la actualización y sistematización del régimen jurídico y económico de la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial.